Eliminar grasa abdominal

Todos sabemos que en una medida considerable, el poder realmente bajar de peso conlleva la modificación definitiva de hábitos y estilo de vida.
Lo que muchos no se han dado cuenta es que esto NO se puede conseguir de la noche a la mañana.
Si estás intentando modificar tus hábitos alimenticios y realizas cambios significativos de manera acelerada en tu estilo de vida, lo más probable es que se vean frustrados tus sueños y termines decepcionándote de cualquier programa o método para bajar de peso, sea bueno o malo, simplemente será un rotundo fracaso.

Además, cometemos el grave error de pensar que tan sólo con una dieta y un poco de ejercicio, lograremos perder peso rápidamente, es por eso que grandes charlatanes de la nutrición, terminan por minar nuestros esfuerzos, nuestros bolsillos, nuestra salud y nuestros sueños.

En este pequeño artículo quisiera llevarte más allá del mundo de las dietas rigurosas y las estrictas rutinas de ejercicio.

¿Me acompañas?

1. Evita el auto-sabotaje de tu mente: Aunque te cueste trabajo creerlo, los pensamientos negativos de auto-sabotaje, le hacen más daño a tu cuerpo que una píldora de dieta.

Imagínate, si siempre estás pensando que las cosas que verdaderamente tienes que hacer para perder peso son imposibles para ti, ¿cómo podrás alcanzar tus metas si te derrotas antes de comenzar?

El pensamiento de auto-sabotaje te hará llegar a conclusiones presipitadas, a realizar demasiado auto-análisis e incluso a formar una postura y criterio negativo que te llevará a No Hacer Nada y resignarte a vivir con tu espantosa y mortal obesidad.
Si tú piensas que hacer treinta abdominales al día es completamente abrumador, por qué no comienzas pensando en que harás una más al día.Si comienzas tu día 1 con una abdominal, al final del mes habrás podido hacer las treinta que pensaste no podrías.

grasa abdominal

El obtener metas más pequeñas en cortos períodos de tiempo, no sólo van a fortalecer tu voluntad y tu físico, serán pequeños éxitos que te motivarán a seguir adelante con tu proyecto de adelgazar y pronto verás que es mucho más fácil alcanzar tus metas.

¿Pensar engorda?

Como te lo estoy comentando, pensar demasiado para hacer las cosas que sabes que te van a beneficiar, sólo conduce a un estado de pensamientos de auto-sabotaje y, en ese sentido, sí, pensar engorda pero sobre todo, mantiene tu nivel de auto-estima bajo porque haz fracasado sin siquiera intentarlo.
En lugar de pasar varias horas meditando si lo harás o no, mejor Hazlo y punto. Es duro cuando lo lees, es más, si tu cuerpo se ha mantenido obeso por largo tiempo, en este momento estarás diciendo “claro, es muy fácil para esta flaca hablar y dar consejos, como ella no está gorda”… y de nuevo caerás en ese estado negativo que te impide hacer las cosas.
No importa, ya he pasado por eso y, sí, he estado gorda y jamás volveré a estar así, simplemente mi cuerpo ahora quiere ser delgado y yo escucho a ese lado positivo de mi mente.
Te aseguro, no es cuestión de voluntad como bien dice “Jon Gabriel” en su Método Gabriel, si no tuvieras voluntad simple y sencillamente no estarías aquí leyendo este artículo, la voluntad ahí está, sólo es cuestión de que tu cuerpo en verdad quiera estar delgado.

¿Y cómo lo consigo?

Te daré mi segundo consejo…

2. Busca apoyo: Ya te lo dije, no es cuestión de voluntad, esa ya la tienes y yo confío en ti, pero siempre es bueno contar con un apoyo externo para comenzar.

Una anécdota consejo, no pidas ayuda a tu familia, no sé tu caso, pero por ejemplo, mi familia es obesa casi en su totalidad y esa es una de mis herencias, cada que quería enfrentar un programa de pérdida de peso, no sólo luchaba con mis pensamientos negativos, también cargaba con los de mi familia y terminaba por no hacer lo que debía.
Seguramente entre tu círculo más cercano de amistades, alguna tenga el mismo problema que tienes tú ahora

¿Cómo puedes aprovechar eso para tu beneficio?

En lugar de ver a tu amigo(a) para tomar un café y platicar, invitale a una pequeña caminata y cuéntale de tus deseos por perder peso, seguro podrás convencerle de realizar más a menudo una caminata y hacer ejercicio juntos.
Busca también siempre apoyo profesional, te aseguro que un médico ha estudiado más el cuerpo humano que tú las dietas para adelgazar. Ten humildad para admitir que esa persona que está en frente de ti, sabe más (tan sólo un poco más) de lo que tú sabes.
Elije un programa serio y efectivo para adelgazar, aquí en esta página encontrarás algunos, pero son sólo los que yo he probado que funcionan, seguramente existirán más. Discute ese programa con tu médico y juntos elaboren el método que más sea conveniente para ti.
Por último, rodéate de personas exitosas, generalmente ellas tendrán más cosas positivas en que pensar y podrán contaminar positivamente tu mente.
No te pido que confíes ciegamente en mí, sólo te aconsejo que comiences a más tardar hoy con lo que consideres mejor para tu cuerpo.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *